Módulos/ Asignaturas

Comunicación, Persuasión, Retórica, Oratoria y Dialéctica

El ser humano es un ser social y relacional, es decir, se encuentra inmerso en un mundo de interacciones con los otros. Uno de los aspectos que nos diferencian en general del mundo animal es la frecuencia con la que utilizamos herramientas y, en particular, el uso del lenguaje. Con dicha herramienta (el lenguaje) podemos comunicarnos con otras personas como nuestros padres y hermanos (familia nuclear), con el resto de nuestra familia, con amigos, profesores, compañeros de trabajo, compañeros de estudio e, incluso, con desconocidos. El uso de esta herramienta tan nuestra (el lenguaje) nos permite, quizás, la conducta más importante que puede llevar a cabo nuestra especie (homo sapiens):  la comunicación. La actividad comunicativa nos permite, además de transmitir información, definir el tipo de relaciones que queremos establecer con los otros.

La retórica es el arte de bien decir, de dar al  lenguaje escrito o hablado la eficacia necesaria para deleitar, persuadir o conmover.  Podemos decir que en un sentido general, retórica es cualquier  proceso comunicativo ordenado que tenga como fin la persuasión. La retórica es la capacidad de defender por medio del discurso público una opinión propia, intentando influir así en la forma de pensar y de actuar de los demás, provocando una reflexión inducida en quien nos escucha y así construir en cabeza ajena el edificio que queremos llevar a término, para que llegue, en definitiva, a las conclusiones que previamente hemos previsto. La retórica también contempla entre sus recursos comunicativos el diseño de las argumentaciones emotivas, de las razones del corazón con el mismo objetivo persuasivo. Todo ello debe lograr presentar nuestra postura y a nosotros mismos como algo apropiado, agradable y atractivo, debiendo ser sugerentes, simpáticos y amables al presentar nuestras ideas, con el fin de que sean fácilmente aceptadas por los demás.

La oratoria es la materialización de la capacidad  persuasiva presentada por la retórica y se concreta como un género literario específico, por ejemplo, en discursos, conferencias o sermones, etc. En pocas palabras, se denomina oratoria al arte de hablar con elocuencia. La retórica es la teoría, la oratoria la aplicación de la teoría retórica en un discurso concreto. Por eso, la retórica y la oratoria no pueden separarse y han dado lugar a ciertos malentendidos terminológicos: hablar de teoría oratoria es hablar de retórica; en cambio, hablar de práctica retórica es hablar de oratoria. Así , la retórica nace de la praxis oratoria y la oratoria se enriquece con las aportaciones de la retórica.

 

Al ser la dialéctica una palabra polisémica (que posee varios significados), conviene precisar que aquí nos referimos a ella especialmente como método  de razonamiento. Etimológicamente significa el "arte de conversar" (del griego "día", reciprocidad, intercambio, y "logos", palabra, discurso, etc). Este concepto no es una invención de Marx, ni siquiera de Hegel, pues ya lo encontramos en la filosofía griega, aunque en un sentido muy distinto. En el mundo griego,  la Dialéctica era el arte de discutir y se oponía a la retórica o arte que enseñaba a hablar bien ante un auditorio.

 

Competencias

1) Comunicar con eficacia en público.

2)    Realizar buenas presentaciones.

3)    Conocer la estructura del discurso.

4)    Desarrollar el análisis crítico.

5)    Desarrollar la comunicación asertiva.

6)    Persuadir.

7)    Desarrollar el pensamiento Analítico.

8)    Desarrollar el pensamiento Holístico.

9)    Desarrollar la comunicación analógico (no verbal).


Profesores:

Angel Ignacio Lafuente Zorrilla.

Miguel Angel Guisado.

José Ramón Moreno Miranda.

    Empresas colaboradoras          Entidades Colaboradoras